Personal

#PanamáPost: Ser emigrante y la “Gallinita”

20160411_193516Pensé que no iba a escribir sobre mi vida como emigrante, quería pasar un tiempo más para ver que iba a pasar conmigo. Pero creo que es el momento de comenzar a  escribir algunas experiencias, consejos, y anécdotas que ha enriquecido mi paso por Panamá.

No lo escribiré todo de una vez, porque son varias cosas que pasan por mi cabeza y algunas no permanecen claras. Lo que si reconozco es que al salir de tu país sin ninguna expectativa es lo mejor que puedes hacer. Incluso puede ser, que hayas ido como turista, pero definitivamente si no penetraste en la cultura es muy difícil que conozcas la esencia de un país.

Yo le enseñé a un connacional el Casco Antiguo en Panamá, es uno de esos lugares mágicos que te transportan a épocas del pasado; pero de esa nube me bajó un comentario de mi amigo que vino a este país 6 veces; y me dijo que el nunca había visto algo tan bonito. Mi cara fue de asombro total, porque era la primera vez que yo pisaba el itsmo y conocía ese y otros lugares que luego le mostré.

Consejo No. 1.- Sal del hotel que te deje en una zona céntrica y segura, eso si; y patea las calles, observa a las personas, montante en el metro, come en los establecimientos populares, escucha, escucha y escucha… allí tendrás un tesoro de algunas referencias sobre el país y como son sus gestos y modismos.

Personalmente, Panamá y su gente me recibió de una manera muy bonita, no me puedo quejar, son nobles, amables y de buen corazón. Hay que aprender y conocer sus costumbres, para que no se sientan irrespetados, si lo hacemos sin darnos cuenta.

Consejo No. 2.- Hay una trampa al emigrar a un país de habla hispana, no tenemos los mismo códigos de comunicación. Hoy aprendí que al “cubito” Maggi para sazonar, aquí le dicen “Gallinita”. También aprendí que para ellos es importante entendernos y se esfuerzan al igual que nosotros, en aprender a comunicarse. Ya muchos conocen el significado de la palabra chévere y chamo; de hecho así nos califican “oye tu eres Chama (o)?”, es necesario callar, observar y aprender sus palabras, nos va a disminuir el tiempo en la búsqueda de algún producto o servicio.

También me di cuenta que lo que dijo el presidente de Polar: Lorenzo Mendoza, es muy cierto sobre salir del país: “cambias tus problemas, por otros”.

Consejo No. 3.- El hecho de emigrar y salir de nuestro país porque te sientes agobiado con los problemas no quiere decir que las soluciones están al aterrizar en otro lugar, esto es lo más lejos de la realidad. Si quieres ser ciudadano del mundo y te gusta; muy bien…”sarna con gusto, no pica” como dicen en Venezuela; pero si vas a huir de problemas,  estás en serios problemas, en primer lugar en otros países hay situaciones de inseguridad, pobreza , educación, salud; con más o menos intensidad, pero los hay. Trata de informarte, lee la prensa del país donde piensas irte; TVN y Telemetro en Panamá son buenísimas referencias.

Consejo No. 4.- Prepárate emocionalmente: Si y es muy en serio y vital. Las personas que te encuentras al salir de Venezuela, como es mi caso, no tienen que ser ofendidas por la rabia que podamos traer ante una situación como la que vivimos en nuestro país de origen. En una reunión escuché que un venezolano le reclamó a una cajera de supermercado en una forma violenta y grosera, lo más probable fue que hubo un mal entendido o una equivocación, pero no para llegar a ciertas magnitudes. Otro venezolano que estaba en el lugar se disculpó con la cajera del supermercado y le preguntó cómo se sentía, ella le dijo “creo que el me dijo a mi todo lo que le quería decir a su presidente, y lo tenía guardado por 17 años”.

Consejo No. 5.- No somos los reyes del arroz con pollo. La realidad es que es un irrespeto llegar a un país para decirles como se hacen las cosas, o como debe ser la educación o si es de esta manera, porque es la mejor.  La época de la colonización pasó y si somos tan buenos haciendo las cosas a nuestra manera, pues en Venezuela la hicimos muy mal porque salimos de allá; y la responsabilidad de lo que pasa en nuestro país, es de todos los venezolanos, por permitir que sucedieran irregularidades y no decir nada, ni reclamar, ni protestar, mientras no se metieran en nuestra zona de confort. Sonará duro pero tenemos lo que nos merecemos y bueno pagando las consecuencias que nos ha tocado a cada uno, la cual debemos aprovecharla y aprender, porque estamos en un centro de entrenamiento llamado La Vida.

En mi próximo post comentaré sobre los precios aquí en Panamá, así como otros temas de interés para el emigrante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s